La Turba

El pilar del crecimiento

La turbera

La materia prima por excelencia destinada a la producción de los sustratos de cultivo está constituida por la turba oligotrófica de esfagno (Sphagnum spp). El Esfagno es un vegetal que pertenece a la familia de las Briophyte, sin raíces, que prolifera en zonas pantanosas, directamente sumergido en el agua. La formación de la turba se efectúa por degradación de los tejidos del Esfagno en condiciones de anaerobiosis (ausencia de oxígeno) inducida por la inmersión, por efecto de las precipitaciones atmosféricas, o causada por el nivel superficial de la falda freática. Los lugares de formación preferenciales de la turba de esfagno coinciden con los países del norte de Europa, donde la pluviosidad es elevada. El proceso de formación otorga al material características especialmente apreciadas para el cultivo en contenedor: pH ácido, alta porosidad, estabilidad estructural y capacidad de absorción del agua (hasta 6-8 veces en volumen).

La cosecha de turba

La turba puede ser extraída con dos metodologías diferentes, que influyen en las características agronómicas del producto final. Después del saneamiento de los ámbitos extractivos, normalmente efectuado con excavación de canales, se procede al corte de ladrillos o bloques, con un corte en profundidad de 15-20 cm. Los ladrillos normalmente tienen un tamaño de 15x15x30 cm (tipo STEBA), o de 20x40x40 cm (Tipo KOBELKO). Después del corte se secan al aire libre. Como alternativa, la extracción puede efectuarse con dispositivos mecánicos que causan el desmenuzamiento y que permiten la recogida sucesiva que, a día de hoy, es generalmente neumática. En este caso, la turba se define fresada. La turba extraída en bloques, conserva inalterada la estructura botánica del esfagno, que sufre por los esfuerzos mecánicos del fresado. Por este motivo, las turbas de Bloques (tipo SODEN), son las más valiosas. Las turbas se clasifican normalmente según la granulometría y el grado de descomposición (escala VON POST).

Torba fresata

Preparaccion del suelo para la cosecha La turba fresada es recogida con dispositivos neumaticos Cumulos de turba fresada Para parar el autofermentacion, los cumolos de turba fresada son ventilados La turba fresada son pretegidos de la intemperie cubriendolos con pelicula de plastico

Torba da blocchi

Dispositivo para cortar los bloques de turba con una profundidad de 15/20 cm Turba de bloco justo cortada Despues el corte los blocos se secan al aire libre Se pone especial atencion a la instalacion de los cumolos que son suficientemente ventilados Los cumolos de turba de bloco seca son protegidos de la intemperie cubriendolos con pelicula de plastico



La diferencia existe y se ve

El esfagno

Existe heterogeneidad en el ámbito de las turbas de esfagno. Las motivaciones no se encuentran solo en la modalidad extractiva, a pesar de que ejerza una profunda influencia. Los esfagnos están subdivididos taxonómicamente en grupos según la morfología de las hojas. Esto hace que la composición botánica de la turba, consecuencia directa del área geográfica de extracción, determina en gran medida las propiedades. Las turbas constituidas por esfagnos del grupo Cymbifolia tiene propiedades diferentes de las originadas por esfagnos del grupo Acutifolia.

La turba

Sin entrar excesivamente en el detalle, es evidente como al término genérico de turba se le puedan asignar múltiples materiales, con eficacia y también valor económico muy diferente. Por este motivo es importante conocer profundamente los lugares de extracción, para poder utilizar los mejores yacimientos, capaces de suministrar materiales de prestaciones esperadas.



Ningún detalle al azar

Manipulación de la turba

Nuestras turbas son fruto de un proceso de elaboración específico, que va más allá de la costumbre para esta categoría mercadotécnica. La atención a la calidad inicia en el campo, con la buena gestión de parcelas extractivas, que se limpian de madera fósil y se desyerban eficientemente, para contener la propagación de malas hierbas. Tanto las turbas de bloques, como las fresadas necesitan durante el periodo de secado que precede a la selección granulométrica, medidas específicas que las preserven del fenómeno de la autocalentamiento (Self heating), causa de una fuerte degradación cualitativa. Para evitar la iniciación de este fenómeno de naturaleza microbiológica, es necesario un atento control de la humedad de la turba y de sus condiciones de ventilación. Los materiales turbosos que proponemos en las líneas destinadas al cultivo profesional son protegidos de la intemperie cubriéndolos con película de plástico. Además, se pone especial atención a la instalación de los cúmulos, que no alcanzan nunca tamaños excesivos, permaneciendo suficientemente ventilados.

Almacenamiento de turba

Durante las fases de secado que preceden a la recogida, la temperatura de los cúmulos se mide periódicamente con la ayuda de sondas térmicas. De este modo, es posible identificar la incipiente puesta en marcha de posible autofermentación y parar inmediatamente su evolución.

Laboratorio de análisis de la calidad de la turba

La selección granulométrica de nuestras turbas utiliza las mejores tecnologías hoy disponibles, apropiadas para producir fracciones puras, con reducidos porcentajes de partículas fuera de especificación. Se usan, para dicho objetivo, tamices de tipo balístico (tamices estelares), que combinan a la eficiencia selectiva una acción que respeta la estructura del material rico de turba. El confeccionamiento final se efectúa con elevadas relaciones de compresión, utilizando materiales robustos, prestando especial atención a los aspectos metrológicos y a su monitorización, como garantía de un elevado rendimiento aplicativo de los productos.



Productos

Sun Peat Profi
Una Turba con calidad en estado puro

Sun Peat
Una selección de turba fruto de nuestra experiencia

Baltik

Baltik
La turba de calidad profesional